Dirección de correo e-mail: demasiadograndeparaser@gmail.com

domingo, 5 de septiembre de 2010

Mi Pavuer Balans

Ustedes ven una pulserita de goma con un papel dentro con algo dibujado: si es en un puesto de souvenirs en una calle de un pueblo de Portugal y dicen que esta pulsera te ayuda a que tu cuerpo tenga un mejor equilibrio y una columna bien formada os parece algo descarado. Pero si lo ven en una revista (No digo que sea vuestro caso porque las personas que leen mi blog suelen ser gente inteligente. Y si se compran algo de eso no creo que lo usen con otro fin que no sea el estético), bien vendido y presentado pasa una cosa que llamo El Efecto PPVEA
 (¿Pero cómo he Podido Vivir sin Esto Antes?). Cito textualmente un texto de una revista para hombres sin chicas desnudas (ni chicos, ¿eh?):
                                                                     Características GAY-ENERGY
 Tu pulsera "GAY-energy" logra en tu cuerpo, transformar tu energía en energía positiva, ayudando a alcanzar el equilibrio perfecto. "GAY-energy", compuesta por capas de iones de titanio, pone a tu disposición la tecnología más avanzada con la que alcanzarás tu equilibrio personal. Una vez la pruebes, tu vida no será la misma.


Sólo les faltó decir: el fin del Mundo está cerca. ¡VAMOS A MORIR TODOS! Sólo tú podrás salvarnos con tu pulsera GAY-energy. Dios, estoy harto de decir energy: parezco el profesor de Fama. Si, el Melenas eseee... Bueno, ahora mismo no me sale.
También la gente compra esta pulsera con un cupón del períodico y algo de dinero. La ironía reside en que ese mismo periódico informaba hace unos días sobre que análisis científicos confirmaban que esa misma pulsera no servía ni pa´ cagar. En fin, así ves las noticias cuando est,as viajando constantemente por el mundo. Como yo ahora mismo.
Se despide desde una cama que tiene en una extraña casa en Tudela, un pueblecillo en el que viven cuatro gatos muertos, con un cordial saludo y una buena mujer a mi lado
    
                                                            Fer
PD. ¡Llegó la hora de la acción!

No hay comentarios:

Publicar un comentario